Cómo enseñar a los niños a leer: 5 pasos sencillos para probar en casa

La mayoría de la gente no piensa en el proceso de aprender a leer hasta que decide empezar a enseñar a sus propios hijos en casa.

Al contrario de lo que algunas personas creen, aprender a leer no es un proceso «natural» que ocurre por sí solo. Es un tema complejo que requiere la enseñanza adecuada de diversas habilidades y estrategias, como la fonética (conocer la relación entre letras y sonidos) y la conciencia fonética.

La buena noticia es que, aunque la lectura en sí es un proceso complejo, los pasos que se toman para desarrollar estas habilidades son bastante simples y directos. Para enseñar a los niños a leer y convertirla en una experiencia positiva y gratificante, pruebe estas estrategias simples y probadas a continuación.

Aquí hay 5 pasos simples para enseñarle a su hijo a leer en casa:

1. Use canciones y rimas infantiles para desarrollar la conciencia fonética

Las canciones infantiles y las rimas infantiles no solo son muy divertidas; la rima y el ritmo ayudan a los niños a escuchar los sonidos y las sílabas de las palabras, lo que les ayuda a aprender a leer. Una buena forma de desarrollar la conciencia fonética (una de las habilidades más importantes para aprender a leer) es aplaudir rítmicamente y recitar canciones al unísono. Esta actividad lúdica y de unión es una manera fantástica para que los niños desarrollen implícitamente las habilidades de alfabetización que los prepararán para el éxito en la lectura como un juego.

2.Haga tarjetas de palabras simples en casa

Recorte tarjetas simples y escriba una palabra que contenga tres sonidos en cada una (por ejemplo, ram, sat, pig, top, sun, pot, fin). Invite a su hijo a elegir una tarjeta, luego lean la palabra juntos y levanten tres dedos. Pídales que digan el primer sonido que escuchan en la palabra, luego el segundo y luego el tercero. Esta sencilla actividad requiere poco tiempo de preparación y desarrolla habilidades fonéticas y de decodificación esenciales (ayudándoles a aprender a pronunciar las palabras). Si su hijo recién está comenzando a aprender las letras del alfabeto, concéntrese en el sonido que hace cada letra, más que en los nombres de las letras.

3. Involucre a su hijo en un entorno rico en impresiones

Cree oportunidades diarias para desarrollar las habilidades de lectura de su hijo creando un entorno rico en letras en el hogar. Ver palabras impresas (en carteles, gráficos, libros, etiquetas, etc.) les permite a los niños ver y aplicar conexiones entre sonidos y símbolos de letras. Cuando esté fuera de casa, señale letras en carteles, vallas publicitarias y letreros. Con el tiempo, puede modelar la pronunciación de las letras para formar palabras. Concéntrese en la primera letra de las palabras. Pregúntele a su hijo «¿Qué sonido es esa letra?» «¿Qué otra palabra comienza con ese sonido?» «¿Qué palabra rima con esa palabra?»

4. Juega juegos de palabras en casa o en el coche

A partir del paso anterior, introduzca juegos de palabras sencillos de forma regular. Concéntrese en jugar juegos que animen a su hijo a escuchar, identificar y manipular los sonidos de las palabras. Por ejemplo, comience haciendo preguntas como «¿Con qué sonido comienza la palabra?» «¿Con qué sonido termina la palabra?» «¿Qué palabras comienzan con el sonido?» y «¿Con qué palabra rima?».

5. Comprender las habilidades básicas involucradas en enseñar a los niños a leer

Es importante recordar que aprender a leer implica varias habilidades diferentes. Hay cinco componentes esenciales de la lectura sobre los que puede leer aquí. Estas son las habilidades que todos los niños necesitan para aprender a leer con éxito. En resumen, estos incluyen:

  • Conciencia fonética: la capacidad de escuchar y manipular los diferentes sonidos de las palabras.
  • Fonética: reconocer la conexión entre las letras y los sonidos que hacen.
  • Vocabulario: comprender el significado de las palabras, sus definiciones y su contexto
  • Comprensión de lectura: comprender el significado del texto, tanto en libros de cuentos como en libros de información.
  • Fluidez: la capacidad de leer en voz alta con velocidad, comprensión y precisión.

Leave a Comment